Protege a tu mejor amigo: Viajar con tu perro.

Protege a tu mejor amigo: Viajar con tu perro.

VIAJAR CON PERRO

viajar con perro

Siempre decimos que el mejor amigo del hombre es tu perro, por ello, tenemos que cuidarlo en cada instante. 

No obstante, en un 70% no se es consciente de los problemas o inconvenientes que puede derivar viajar con tu perro en coche, sin utilizar las medidas de seguridad y precauciones convenientes. Entre ellas, que se pueda provocar un accidente por un susto de la mascota. 

Inconvenientes por llevar suelta a tu mascota durante el viaje.

Algunos de los problemas que puedes tener son: 

  • Despiste generado por el can. 
  • Saltos de cambio de asiento durante la conducción.
  • Golpe involuntario por tu mascota al conductor al ver a otro perro en la calle. 
  • Morder a un motorista o ciclista que pase próximo al vehículo por llevar la ventanilla abierta.
  • Sanciones por estar prohibido llevar a la mascota suelta en el vehículo. 

¿Qué nos dice la Ley?

El Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico,  circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial nos indica que el conductor de un vehículo está obligado a tener la libertad de movimientos, el campo de visión necesario y la atención permanente en la conducción, que garanticen su seguridad, ocupantes y del resto de usuarios de la vía. Deberá cuidar la posición adecuada y que la mantengan el resto de ocupantes; así como la correcta colocación de objetos o animales transportados para que no hayan interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos. 

Puedes descargar el Real Decreto pinchando AQUÍ.

Recomendaciones de la DGT.

Aquí os detallamos la forma más segura de transportar a tu mascota según la DGT y la eficacia de los diferentes sistemas de retención: 

  1. ”ANIMAL SUELTO: El peor escenario posible es el perro tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor. El animal saldrá lanzado contra el reposacabezas del conductor si hubiera un accidente. Los dos sufrirían lesiones muy graves, incluso mortales.
  2. ARNÉS DE UN SOLO ENGANCHE: El arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo. En caso de colisión, la hebilla del arnés se rompe. El perro choca contra el respaldo del asiento, provocando graves lesiones al conductor en la columna. El animal sufriría lesiones graves o mortales. 
  3. ARNÉS CON DOS ENGANCHES: El arnés evita el desplazamiento hacia delante, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos -con consecuencias que serían muy graves-, deberán tener un sistema de unión corto.
  4. TRANSPORTÍN SUJETO CON EL CINTURÓN DE SEGURIDAD: El transportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.
  5. TRANSPORTÍN COLOCADO EN EL SUELO DEL VEHÍCULO: Los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la enegía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves. 
  6. TRANSPORTÍN EN EL MALETERO: Cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. No se puede excluir la posibilidad de que los ocupantes de las plazas traseras sufran lesiones. 
  7. REJILLA DIVISORIA: Un rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. Lo mejor es combinar el transportín con la rejilla divisoria.”

Puedes leer estas medidas de seguridad directamente de la página oficial de la Dirección General de Tráfico pinchando AQUÍ.

Recomendaciones de seguridad.

Dependiendo del tamaño de tu perro, existen diferentes sistemas de seguridad.

Los más grandes es mejor que vayan acomodados en el maletero con una rejilla de separación para que no pueda interferir en la conducción ni pasar a los asientos traseros; y con un arnés de doble anclaje de corto recorrido.

En caso de can pequeño, lo mejor es un transportín colocado en el suelo de los asientos traseros. 

Desde RACE, nos indican los diferentes sistemas de retención para perro, gato y otras mascotas; además de consejos para un viaje seguro. Puedes verlos pinchando AQUÍ. 

Vídeo de transportín suelto:

Vídeo de transportín bien situado:

Recomendaciones prácticas.

Algunos de los consejos que os podemos dar desde Serviem son: 

  • No dar de comer a tu mascota antes de salir. Algunos se marean y pueden vomitar durante el viaje. En el siguiente enlace puedes ver consejos para evitar que tu perro se maree. Pincha AQUÍ.
  • Realizar varias paradas para que puedan beber agua, estirar las piernas y hacer sus necesidades.
  • Comprueba que tu mascota está incluida en el seguro de viaje. 
  • NUNCA dejes a tu mascota dentro del coche. En 20 minutos puede ser mortal.

Y recuerda que no solo hay que cuidar a tu mejor amigo cuando viajas con él. Controlarlos en vía pública también forma parte y es responsabilidad tuya cuando es un peatón más. De esa forma evitarás atropellos, sustos con otros peatones u otros canes sueltos o simplemente riesgos para la seguridad vial.

Él depende de tí. No lo descuides.

viajar con perro

Deja un comentario

WhatsApp Envíanos un WhatsApp